PRIMERO LAS PERSONAS: CUIDAR COMO NOS GUSTARÍA SER CUIDADOS

ACOMPAÑAR, COMPRENSIÓN, COMPROMISO

Cuidar supone una acción intrínseca a la condición humana. Todas las personas necesitamos ser cuidadas en algún momento de nuestra vida, porque somos vulnerables. Sin cuidados, no existe esta sociedad.

Cuidar y ser cuidado entraña «ponerse en el lugar de la otra persona cuidada o cuidadora».

Tanto la dependencia como el cuidado se producen en el marco de una experiencia compartida de interdependencia, en la que tanto las personas que necesitan ayuda como las que cuidan ven afectada su vida cotidiana, el ejercicio de su autonomía y su independencia.

Sobre los principios del cuidado

Las relaciones mediadas por cuidados deben estar presididas por un conjunto de principios que intentan definir sus valores y su filosofía:

Dignidad. Es intrínseca al respeto y la igualdad en la consideración que merece cualquier persona, y a la consiguiente obligación de que sus derechos de ciudadanía le sean reconocidos. La dignidad debe constituir la base del buen trato en las relaciones entre todas las personas implicadas en los cuidados.

Autonomía. Este principio conlleva el reconocimiento de la heterogeneidad de las personas y sus preferencias, y resulta imprescindible en el abordaje de las relaciones de cuidado. Su aplicación exige el respeto a la autodeterminación, al mantenimiento de la responsabilidad sobre la propia vida y al derecho a recibir los apoyos personalizados necesarios para tomar decisiones libres y voluntarias.

Corresponsabilidad. Cuidar y recibir cuidados como las personas quieren y necesitan solo es posible desde un modelo de cuidados compartido por hombres y mujeres.

 

La dignidad debe constituir la base del buen trato en las relaciones entre todas las personas implicadas en los cuidados.

EL CUIDADO DE NUESTROS MAYORES EN SU HOGAR

Tener un lugar al que poder llamar hogar tiene un peso enorme tanto en el ánimo como en la salud de las personas. Por consiguiente, la trascendencia de cuidar personas mayores en casa es todavía más relevante. Los años no pasan en balde, y tanto los recuerdos como las anécdotas se van acumulando en casa. Debido a este hecho, nuestros mayores viven con gran bienestar si siguen viviendo en el hogar. Y, para ello, si no dispones de todo el tiempo o la ayuda necesaria, CuidamVita está a tú lado para todo lo que tú familiar necesite, porque tú tranquilidad es también la nuestra.

Realiza un diagnóstico de las necesidades de la persona mayor

Lo primero que debes hacer es enumerar las necesidades de la persona mayor de la que estás a cargo, así como los recursos con los que vas a contar para hacerles frente. Una vez enumerados, tendrás que proceder a elaborar un plan de acción realista de lo que cada familiar puede aportar. Del mismo modo, también tendrás que buscar los medios y las personas necesarias para facilitar el proceso.

Cuenta con la ayuda de otros familiares

Es indispensable llegar a acuerdos familiares respecto a las responsabilidades que cada persona tomará. Es común que se presenten desacuerdos y roces. La recomendación es establecer una reunión familiar para hablar abiertamente de las expectativas, posibilidades y responsabilidades de cada miembro.

Reúnete con un buen equipo de profesionales

Un adulto mayor, generalmente, presenta diversas patologías. Lo más recomendable en estos casos es contar con toda la información para el tratamiento de tu familiar.Si requiere asistencia personalizada y apoyo para realizar las actividades de la vida diaria, considera la opción de contratar un servicio de asistencia para adultos mayores en tu hogar. En el caso de que necesite cuidados médicos avanzados, lo mejor es contactar con un servicio de enfermería. 

CUIDAR DE LOS QUE NOS HAN CUIDADO

SERVICIOS A MEDIDA

En CuidamVita somos mucho más que una empresa de atención domiciliaria, somos la alternativa segura y de confianza que tanto la persona mayor como sus familiares necesitan para garantizar una buena calidad de vida. Un servicio que va más allá de unos estándares de calidad, de profesionalidad y de capacitación, sino que también está en disposición de asegurar la eficiencia de la asistencia prestada desde el punto de vista humano y emocional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad